Miguel Paulón, de la industria lechera: -Hoy las tasas son para pegarse un tiro-
La Nacion - 23/07/2018
 

«El presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), Miguel Paulón, sostuvo en declaraciones a la prensa de esta provincia que -la industria está haciendo un esfuerzo para tratar de recomponer los niveles de producción-. ».

Además, apuntó que "hoy las tasas para financiarse son para pegarse un tiro".


"Estamos jugando con las reglas del mercado y el consumo interno tiene un techo que si uno aprieta con precios cada vez más importantes la reacción es que el consumidor deja de comprar. La frazada corta es para todos los actores de la cadena", graficó Paulón.


Según dijo, "el hecho de tener un tipo de cambio bajo en los primeros meses del año significó perder demasiado dinero en la exportación, entonces todo el mundo se tiró al mercado interno que retribuía mejor, pero hasta un cierto punto".


Después señaló que en los últimos meses "el tipo de cambio se devaluó más de un 50% y eso impactó muy fuerte en los productores porque tienen dolarizados alrededor del 70% de sus costos de producción, mientras que en la industria estamos hablando de un 30%, aunque también pega fuertemente en insumos que son importados".


En tanto, la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (Meprolsafe), reunida en Rafaela, consideró que "lo necesario para los productores es lograr un ordenamiento del sector porque la plata que los productores necesitamos para tener rentabilidad está en la cadena, pero no se distribuye porque para eso se necesitan regulaciones que no tenemos y que el gobierno nacional no quiere tener".


Planteó de manera urgente la "necesidad de financiamiento a corto plazo" que los productores consideran que deberán pedirle al gobierno provincial, por la vía de subsidios a la tasa.


"Los créditos no son solución, pero en esta coyuntura, donde lamentablemente no tenemos otra posibilidad de que el productor pueda llegar a la tan ansiada regulación de la lechería para que lleguemos al precio justo, le vamos a pedir al gobierno provincial, ya que el gobierno nacional nos ha cerrado todas las puertas, que por lo menos subsidie la tasa para créditos blandos, si es posible a tasa cero. Sería la única manera de que el productor pueda tomarlo y ver si puede llegar a subsistir", explicó Marcelo Aimaro, secretario de la Meprolsafe.


"Necesitamos reglas de juego, una regulación del sector. Sin reglas de juego se producen estos serruchos en la actividad. Se perdieron 458 tambos en el último año, significa que estamos perdiendo 1,3 tambos por día. Cada día que pasa es un tambo y medio menos, y si tenemos en cuenta que Santa Fe tiene el 40% de los tambos del país, las cuentas son claras. No podemos seguir así. Si esto no se revierte, vamos a perder muchos tambos más", remarcó Aimaro.


Por su parte, Fernando Córdoba, presidente de la entidad, también se pronunció a favor de la creación de "un marco regulatorio que permitirá que el productor tenga un precio justo. Hoy, un precio acorde para el productor sería de $ 8,40. Estamos muy lejos. El 80% de los costos son dolarizados y los que no son dolarizados han venido aumentando por la inflación interna, como sucede con el combustible, energía eléctrica e impuestos. El precio de la leche aumentó un 25% en el último año", remarcó.


Para el dirigente, "hay que establecer un precio base para el productor, donde se sepa cómo manejar los excedentes exportables. También pedimos un fondo anticíclico y otros puntos, que son seis en total, que ayudarían a tener una lechería más previsible y evitar el cierre de unidades que se está produciendo", insistió.



Por: José E. Bordón

Volver