Apuestan a la cosecha de trigo para que repunte la ventas de maquinarias
El cronista - 23/07/2018
 

«El sector confía en mantener los volúmenes de 2017. La suba de tasas y la sequía afectaron fuerte el segundo trimestre. Fábricas reconocen ajustes».

 


Mientras el sector se luce en la Exposición Rural de Palermo con sus modelos, con alrededor de 38 empresas de maquinaria agrícola, avanza en paralelo lo que para muchos se presenta como el evento "salvador" del año: la cosecha de trigo.


Las 20 millones de toneladas estimadas, récord para la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), mejora las expectativas de los productores, principal variable para las ventas. "Tenemos una expectativa muy favorable por la cosecha de trigo que puede aportar fondos para fin de año y llegar a volúmenes parecidos a los del año pasado", afirmó a El Cronista Ignacio Armendariz, Presidente de la Asociación de Fábricas y Distribuidores Argentinos de Tractores (AFAT). El directivo reconoció un primer semestre difícil, golpeado por la sequía y el temblor económico sobre todo en los meses de mayo y junio, pero que así y todo quedó "apenas por debajo del mismo período del año pasado". En ese contexto, descartó una "gran caída de la industria", a pesar de la suba de tasas en los créditos.


Sin embargo, para Sergio Di Benedetto, Gerente de Ventas y Marketing de Massey Ferguson el panorama no es tan claro: "si no mejora rápido el financiamiento este año va a ser inferior al año pasado entre un 10% y 15%", destacó. El mismo aclara que en el acumulado del primer semestre "no va a caer mucho" pero sí los últimos dos meses que estuvieron un 30% abajo, tanto en tractores como en cosechadoras. Ambos reconocen que el 2017 fue un buen año para el sector, en cuanto al volumen comercializado. "El mercado de este año se lo puede dividir en partes: arrancó muy fuerte hasta febrero; hubo un marzo y abril muy afectado por la cosecha y la sequía, en los cuales bajó el nivel de operaciones; en mayo hubo algún repunte, y ya junio y julio son meses que están dependiendo mucho de los mecanismos de financiamiento. Aún el cliente que tiene reservas económicas prefiere comprar a cuatro o cinco años, y hoy las tasas en pesos no son atractivas", graficó Di Benedetto. Sí reconoció que existen líneas en dólares pero que, obviamente, no son atractivas para todos los productores. En este punto, pidió por la vuelta del mecanismo que obligaba a los bancos a prestar, según su cartera, a pymes a una tasa del 17%. "Esos préstamos eran muy buenos para la mayoría de los productores agropecuarios. Se terminó esa obligatoriedad y era algo que dinamizaba al sector", comentó.


En este contexto, dentro del segmento de cosechadoras, Rodrigo Alandia, Gerente de Case IH, reconoce que "tuvimos que hacer reducciones drásticas", al tiempo que marca que el mercado en general está en caída. "Vemos para el segundo semestre la necesidad de juntar esfuerzos entre todas las áreas para poder llegar al objetivo anual de la empresa, que no va a ser fácil", reconoció. En el mismo sentido, Marco Rangel, Presidente de FPT Industrial afirmó que "no tenemos claro por cuanto tiempo más tendremos que ajustar". Proveedor de motores y de soluciones de energía como generadores agregó que "estamos escépticos de que las cosas cambien rápidamente; es muy difícil saber que va a pasar el mes que viene, y eso es clave para la decisión de compra", aunque sí espera una compensación "parcial" con la cosecha fina. Sin embargo, el directivo sostiene que la situación se vio algo compensada por el beneficio que recibieron sus exportaciones (a México y Brasil) por la devaluación, por lo que ya proyecta atender desde Córdoba, donde la compañía del grupo CNH Industrial tiene planta, a otros mercado de la región y al mercado asiático.


Según la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales de Electrónica (Afarte), la producción local de equipos electrónicos alcanza una facturación de u$s 1500 anuales


Para el titular de AFAT, producto de la devaluación justamente se abre la posibilidad del crecimiento de la exportación, ya que "somos más competitivos". Planteó que trabajan con el Gobierno en abrir nuevos mercados pero principalmente en la financiación y en la necesidad de ser más "constantes" con las líneas. Desde Massey adelantaron que entre septiembre y octubre comenzarán a fabricar localmente un tractor de serie mundial (Serie 6700). "Tiene que terminar el clima de tormenta; esto no quiere decir que todo el sector esté mal, pero sí hay segmentos que sufren", afirmó.


Manuel Parera

Volver